Redefiniendo la fabricaci贸n: la nueva impresi贸n 3D de metal

24 de enero de 2018

En nuestro primer art铆culo, hablamos de la historia de la fabricaci贸n, desde la filosof铆a griega hasta la producci贸n de papel. Lo 煤nico que es evidente en el espacio de fabricaci贸n es la necesidad de cambio. La tecnolog铆a disruptiva es la clave para la evoluci贸n continua y la redefinici贸n en el espacio, un 谩rea donde esto es evidente es la impresi贸n 3D de metal.

Este es el problema de la industria: la combinaci贸n de dise帽os 3D reproducibles y una nueva tecnolog铆a, la deposici贸n 3D supers贸nica, significa que los productos met谩licos se pueden fabricar muy r谩pidamente, id茅nticos entre s铆 y sin la necesidad de econom铆as de escala.

Tenemos problemas para predecir el efecto de nuestro propio invento y seg煤n su 谩mbito de inter茅s, cada uno de nuestros clientes ve algo diferente en 茅l.

Puede ser que esta intervenci贸n desaparezca con un efecto enorme, de una manera que nosotros y otros no podemos prever en este momento. S贸crates percibi贸 el impacto ambiguo de la escritura en la sociedad, pero no ten铆a idea de que estar铆a respaldado por una segunda invenci贸n que revolucionar铆a el mundo antiguo: la invenci贸n del papel.

Explicamos a nuestros posibles clientes lo que puede hacer nuestra m谩quina, les mostramos los productos y el tiempo que lleva y les dejamos percibir el futuro a su manera. Entonces, otros en su compa帽铆a percibir谩n diferentes cosas en la m谩quina e imaginar谩n diferentes usos. No podemos adelantarnos a este proceso y pretender que conocemos el panorama completo de antemano. Todo lo que podemos hacer es perfeccionar el proceso y demostrarlo.

Mirando hacia el futuro

Es casi imposible imaginar el futuro sin que el presente lo domine. Los primeros anuncios de m煤sica grabada muestran a familias sentadas alrededor del gram贸fono mir谩ndolo, pero no hab铆a necesidad de verlo, solo de escucharlo. Ahora, las personas que escuchan m煤sica tienen una gran movilidad e incluso pueden correr por el parque. Tom贸 un tiempo para que la flexibilidad del sonido grabado se hiciera realidad. Esto tambi茅n est谩 presente en otras industrias. De hecho, los autom贸viles iniciales fueron dise帽ados como carruajes tirados por caballos, aunque eso era innecesario, simplemente porque no podemos, como seres humanos, ver el futuro sin basar nuestra imagen mental en el presente.

Un ejemplo extra铆do de hoy: la deposici贸n supers贸nica en 3D har谩 innecesaria la producci贸n en masa de piezas de autom贸viles o piezas aeron谩uticas, pero tenemos que explicar esto y justificarlo.

La impresi贸n 3D de metal es actualmente muy lenta y cara. Esto ha encajado la tecnolog铆a en un nicho 煤nico o en piezas de bajo volumen utilizadas en industrias especializadas como la m茅dica, dental y aeroespacial.

Alternativamente, los ingenieros de impresi贸n 3D confiaron en el presente para estructurar su pensamiento, es decir, imprimiendo moldes en los que se podr铆a verter metal fundido en ellos 10,000 veces, lo mismo que la fabricaci贸n convencional. Pero esta fue la medida equivocada, basada en transportar el presente al futuro, porque as铆 nuestra imaginaci贸n se limita. No necesitamos preguntarnos si la m谩quina puede producir 10,000 productos id茅nticos, ya que la impresi贸n bajo demanda significar铆a que nunca m谩s ser铆a necesaria una producci贸n tan grande para amortizar los costos unitarios, hasta un nivel suficientemente bajo. Un productor de piezas solo producir铆a las piezas necesarias ese d铆a y no necesitar铆a pedir, pagar ni almacenar en almacenes una gran cantidad de piezas adquiridas simplemente porque solo la producci贸n a gran escala produc铆a un costo promedio suficientemente bajo.

La industria esta cambiando

El gran avance se produjo mediante la eliminaci贸n de la fusi贸n en el proceso de impresi贸n. La impresi贸n de metales convencional extiende una capa muy fina de polvo met谩lico que se funde con un l谩ser. La pieza se enfr铆a, se extiende una nueva capa de energ铆a, el l谩ser funde el polvo y se repite el proceso. Este proceso de fusi贸n y enfriamiento lleva un tiempo que est谩 dictado por la f铆sica y no se puede acelerar. Combinado con el requisito de gases inertes, el proceso es lento y costoso.

En comparaci贸n, la deposici贸n supers贸nica en 3D utiliza un proceso mediante el cual el aire se acelera a velocidades muy altas, 1000 m / s, a trav茅s de un peque帽o cohete. Las part铆culas de metal se inyectan en la corriente de aire y se aceleran al menos al doble de la velocidad del sonido. Cuando golpean la superficie, crean una pieza de metal s贸lido: el proceso es continuo, de bajo costo y r谩pido.

En nuestra pr贸xima publicaci贸n, discutiremos c贸mo nuestra tecnolog铆a de impresi贸n 3D de metal se puede poner en acci贸n en la industria.